• Redacción

La mano negra de Salinas en la debacle de PEMEX y el caso Lozoya


Los altísimos niveles de corrupción que se alcanzaron al interior de PEMEX durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, se produjeron con pésimas decisiones financieras, el nulo combate al robo de combustible y el compadrazgo del PRI.


De acuerdo con la columna del periodista Salvador García Soto en El Universal, la estrategia operada por Emilio Lozoya y José Antonio González, ambos ex directores de PEMEX, buscaba debilitar a la empresa petrolera y su producción para abrirles la puerta y mejorarles las condiciones de competencia a las compañías que participaban en las rondas de la reforma energética, empresas que tenían el visto bueno de la cúpula, comandada por el ex presidente Carlos Salinas De Gortari.


La estrategia también buscaba cambiar el panorama de proovedores y contratistas de PEMEX, y para ello lanzaron una oleada de ataques contra las empresas establecidas que ya tenían contratos con PEMEX y sustituirlas por empresas a modo.

Después de la quiebra de esas empresas, los contratos que tenían fueron entregados a empresas afines a la cúpula, como Seamex, que recibió un trato preferencial tanto de Emilio Lozoya como de González Anaya para beneficiar al socio mexicano de esa compañía, David Martínez, amigo de Salinas De Gortari.

El columnista destacó que algunas de esas pruebas son documentales, basadas en afirmaciones del ex funcionario, otras son con base en testimonios de personas que participaron como “enlaces” con los acusados por Emilio Lozoya y otras más, son con base en videos que grabó él mismo en sus oficinas.

649 views

Suscribete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon

© 2020 Telesur Digital